domingo, 14 de octubre de 2012

Relatos: "QUIMERA - Segunda Entrega"



escrito por Inês Costa


El letrero de la puerta lo decía claramente: "Laboratorio del F.B.I. Acceso restringido".

Los tres pasaron sus tarjetas a través del lector magnético y Mulder pensó en el lugar dónde se encontraban, él y Scully no tendrían una ardua tarea desde que toda la información fue recopilada en el ordenador principal del FBI.  Luego ellos entraron en la estancia.

Un hombre alto y moreno estaba sujetando una probeta, miró a su alrededor al oírles. Detrás de la cristalera, Devin le hizo un gesto "¡Novatos!", pensó. La puerta se abrió con un sonido seseante.

-El Dr. Alan Travis. Será uno de los que os ayude en el laboratorio. Los agentes Mulder y Scully acaban de llegar de Washington para cooperar...¿Adivina por qué han venido?

-...por el caso Sutton.

Devin quedo frío. Había visto las fotografías y no dudaba que si Chandler estaba llevando el procesamiento de Sutton...Vincent hubiese podido...

El buen doctor apretó sus mandíbulas en señal de fastidio y se sacó las gafas protectoras. Parecía el tipo de hombre al que no le gustaban intrusos en su laboratorio.

-Encantado de conocerlo -dijo él, estrechando la mano de Mulder firmemente. Lo mismo hizo con Dana- Entones, ¿en que puedo ayudarlos?

Mulder tomo la iniciativa.

-En el fax que he recibido, con el informe de la autopsia, decía que usted había encontrado en el cadáver y en el lugar de los hechos un tipo de sangre que no correspondía al de las víctimas...

El Dr.Travis le miró sorprendido pero no contradijo sus palabras. Esa misma conclusión le estaba intrigando también.

-En fin, puedo conseguir los resultados del test e incluso la misma sangre...no me lo creerán cuando se lo cuente. ¡Joan! ¿Puedes traerme la muestra C34591 que hemos examinado ayer?

La mujer regresó con la muestra de sangre y preparó el microscopio. El Dr. Travis miró a través de la lente y la enfocó. Luego se retiró permitiendo a Dana observar la muestra. Ella dio una exclamación.

-¡Esto es imposible! Hay una importante y enorme cantidad de plaquetas...más de las que puedan existir en un cuerpo humano, creo, y ¿qué es esa extraña forma en los leucocitos?.

-Realmente no lo sabemos. Estamos efectuando varios exámenes. Creemos a primeras, en que es una enfermedad sanguínea producida por una sustancia tóxica de algún tipo, pero parece poco probable...¡después de lo que hemos encontrado! Es común hoy en día proceder con un examen del ADN para tenerlo en nuestros archivos. Es una prueba determinante. Pero esto...

Se acercó al ordenador y tecleó algunos dígitos. El ordenador comenzó a procesar y de pronto mostró en pantalla una serie de números. Scully se sentó inmediatamente en la silla próxima a el doctor y le miró, confusa. Mulder observó los números y los nombres técnicos. Reconoció uno que lo impacto: Tipo sanguíneo no identificado.

-¿Qué significa esto Scully?

-Esto no es posible. ¡No hay manera de que lo sea! Dígame, doctor, puede tratarse de algún tipo de error, como una mezcla accidental de fluidos sanguíneos diferentes?

El Dr.Travis no se tomó aquello como un insulto, pero casi.

-Nosotros no hemos cometido error alguno. No podemos permitírnoslo.

Mulder parecía intrigado y Devin todavía más.

-Mulder...el examen dice que esta sangre...posee ADN humano y animal.

Devin quedó petrificado.

-Para ser mas concretos...ADN felino.



* * * *



-En fin, allá voy otra otra vez.

Catherine abrazó a Vincent, estrechamente contra su cuerpo.

-¡Catherine, por favor, ten cuidado!

-Lo tendré, no te preocupes.

-Sabes que eso es algo que no puedo hacer.

Se separaron y Vincent la vio caminar hacia la luz y desaparecer dentro de sus rayos. Allí se encontraba, sin lugar a dudas, la línea que separaba su mundo del de ella, sólo por unas pocas horas, días a lo sumo a estos dos mundos enlazados en una maravillosa comunión, pero con el pasar de las horas, aquellos sentimientos se marchitaban hasta que ellos se volvían a encontrar en aquel rayo de luz, en aquella frontera.

Acompañado del constante e inagotable sonido de la comunicación de Pascal a través de las tuberías e inmerso en sus propios pensamientos, Vincent regreso lentamente al mundo de Abajo.

Catherine ojeo los números hasta que paró el ascensor. Las puertas se abrieron y ella abrió su bolso buscando las llaves. Las metió en la cerradura y la giro a la derecha tres veces. Lo primero que vio, cuando entró, fue un trozo de papel con algo escrito. Lo cogió y lo leyó:

Catherine:

Necesito hablar contigo urgentemente. Es algo referente a un amigo mutuo. Por favor, no le digas nada. Te veré en tu oficina mañana.

Devin.



Catherine se sorprendió de que Devin se encontrase en Nueva York y que incluso Vincent no le dijese nada.

Se le había debido de olvidar.

Guardo la nota en su bolso y fue hacia el teléfono para escuchar los mensajes grabados en el contestador. Un par mensajes, entre ellos uno de Joe, Catherine se fue a la cama con la imagen de Vincent con ella, imaginando que la  llevándola abajo, al profundo mundo de Abajo.



* * * *



Durante todo el día, Scully hizo todo tipo de pruebas a la muestra sanguínea, pero el ordenador no ofrecía respuesta diferente alguna. La muestra en sí era algo imposible para ella, así que continuó examinándola, tratando de discernir otra posibilidad diferente a la de Mulder estaba investigando. Estaba cansada, lo mismo que el Dr.Travis. Durante todo el proceso, él se mostraba entusiasta con los expertos conocimientos de Dana y ella comenzó a ganarse su confianza. Devin, sin embargo, parecía intranquilo, siempre preguntando, de cuando en vez, si los resultados estaban mostrando una conclusión diferente a la original: se trataba de una secuencia de ADN híbrida, el resultado  de la mezcla de dos cadenas de ADN diferentes, una humana y otra felina. Concebir esto era imposible para Dana porque los genéticos ya habían intentado anteriormente este tipo de experimentos, pero ningún embrión salió adelante. Simplemente no podía ser.

El ordenador procesó por ultima vez y una tira de papel salió por la impresora. Scully analizó los datos otra vez y se sacó las gafas, dejándolas sobre la mesa. El Dr. Travis asintió con la cabeza.

-Esto es lo que tenemos. Hemos estado aquí trabando en ellos durante diez horas, agente Scully. No hay manera de sacar un resultado diferente.

Mulder se encontraba fuera del laboratorio, mirando a través de cristal. Miró a Scully y se rió.

-Sigue intentándolo Scully. Hagas lo que hagas no importa: las cifras serán siempre las mismas.

Devin se puso junto a la puerta.

-¿Y bien? ¿algún progreso?

-Los resultados del último análisis: lo mismo.

Devin abrió sus ojos.

-Este es exactamente mi compañero...crees que tenemos a un mutante por aquí, desgarrando a los grandes capos del crimen.

-Entonces - Devin bajo la mirada al suelo- ¿porqué él hace eso?...

-¿Él?

-Es un varón.

Devin sintió que el corazón le latía fuertemente.

-Trabajáis deprisa.

-No lo suficiente.

Mulder entró en el corredor. Devin le siguió con las manos dentro de los bolsillos de sus pantalones.

¿Que puedo hacer? Quizás seguiré el juego durante un tiempo... -penso Devin-

-He estado revisando los archivos que me has dado. Un gran número de aquellos casos fueron transferidos a la Oficina del Fiscal del Distrito y muchos de ellos fueron cerrados debido a la falta de evidencias. La   NYPD no tiene nada al respecto, he intentado hacer mis averiguaciones pero no he conseguido nada.

-Si...se cómo te sientes.- Mulder comenzó a bajar con el pasillo- ¿Así que, agente Wells, vas a trabajar en esto?

Aquí estaba. La oportunidad de dejar a aquellos dos solos, pero el riesgo era demasiado grande, no podía permitirse abandonar la investigación...él podría comenzar un proceso que le podría volver en su contra...pero ya pensaría más tarde...

-Si, por supuesto...puedo echaros una mano de cuando en cuando.

Mulder sonrió.

-Estupendo.

-Bueno, debo regresar para ver que tal va mi departamento...

Scully apareció en escena, cruzando rápidamente a través del hall, sonriendo a Devin que pasaba por delante de ella caminando de su oficina.

-¡Ah Mulder!.

-¿Y bien, Scully? ¿Los resultados han cambiado, en los últimos minutos, como por arte de magia?

-No, pero estoy convencida de que tiene que haber algún error en alguna parte.

-Estas en lo cierto, lo hay. Hay un error al cerrar aquellos casos sin explicación alguna. Alguien ha estado encubriendo algo y quiero saber quién es.

-Mulder, ¡nos estamos extralimitando...hemos sido asignados para investigar la muerte de Vic Sutton y no para reabrir expedientes de hace cinco años!

-¡No me importa Scully! Están todos conectados, el mismo patrón ha sido aplicado en todos estos asesinatos y ahora tenemos un desorden genético...¿ADN felino? Scully, no podrían ser esas heridas hechas por...garras?

-¡No puedo creer que este escuchando esto! Si ha sido un hombre, vagando por Nueva York con garras durante cinco años, ¿no crees que ya se hubiese sabido algo?

-Estoy convencido que hay alguien que sabe al respecto y quiero encontrar quién es.

-¿A dónde vas?

-Son las siete de la tarde, no hemos comido...volvamos al hotel, seguiremos trabajando en esto. Además, tengo que hacer una llamada.

-¿No está el agente Wells con nosotros en el caso?

Mulder se volvió cara a Scully, sonriéndole irónicamente. Scully se encogió de hombros.

-¡¿Qué?!

La carne de ternera estaba deliciosa, Mulder estaba extremadamente amable: incluso muchísimo más que después de que Scully le hubiese preguntado por el agente Wells. Ahora estaban en la habitación de Scully, donde en una gran mesa que allí había, se encontraban todos los archivos, fotos, informes... y todos con la misma conclusión.

-La misma manera de matar...¿porque nadie ha investigado esto?-dijo Mulder mientras sujetaba un trozo de papel, estaba dibujando en él una cabeza con grandes dientes saliéndole de la boca.

-¿Qué estás haciendo? ¿Un retrato robot del asesino?

-Dime Scully, ¿por qué te niegas a creer? quiero decir, has hecho todos los test por ti misma ¡tú has visto los resultados!

Dana conservó la calma y se sentó en la silla, con los informes en su mano, revisándolos en detalle por si se le hubiese olvidado algo.

-¿Y bien?

Dana le miró.

-He visto errores informáticos...y es posible que se trate de un desorden sanguíneo de algún tipo, ¡no es el primer caso!

-Scully, estás balbuceando y cuando balbuceas quiere decir que no crees lo que estás diciendo.

Quizás Mulder estaba en lo cierto, quizás fuese cierto...pero no, no podía ser... ¿o si? Ojeó los papeles procedentes de la Oficina del Fiscal del Distrito acerca de los incidentes de las víctimas.

-Necesito una coca cola.

-Mulder...

-¿Quieres que te traiga algo?

-¡Mulder!

-¿Qué pasa?

Dana retiró las fotos que estaban el tope de la mesa y acercó los archivos de la Oficina de Fiscal del Distrito.

-Hemos pasado por alto esto...podría tener alguna relación.

-¿Qué es?

-¿Sabías que cada uno de estos casos han sido llevados a cabo por la Oficina del Fiscal del Distrito y la mayor parte, fueron investigados por la misma persona?

-¿Quién es?

-Catherine Chandler.

-Ya tenemos algo.

-O puede que no, pero ten la certeza de que es una endiablada coincidencia.

-Creo que mañana iremos a visitar a la Stra. Chandler.

-¿Sabías que ha sido ella una de los que han procesado a Elliot Burch?

-¿Elliot Burch? ¡Caray! ¡Esto SI que es interesante!

Mulder se encaminó hacia la puerta.

-¡La mía sin azúcar!

-¡Mujeres!

Pero Mulder no sólo había ido a comprar coca colas. Simplemente no quería hacer aquella llamada telefónica delante de Scully, era algo que se había estado reservando. Camino hacia la cabina telefónica y marcó un número que tenía en la memoria.

-The Lone Gunmen.

-¡Dios santo, Langly!-La voz de Byers sonó como sonido de fondo.

-Muchachos, tener más cuidado, podría encontrarme delante de una chimenea de humo...

-¡Mulder! Y bien ¿tienes buen tiempo en Nueva York?

-¿Hay algo qué no sepas?

-¡Deberíamos tener más cuidado con esas tarjetas electromagnéticas! ¡Los ordenadores pueden sacar cualquier tipo de información!

-Bueno, si eres lo suficientemente inteligente.¿podrías mirarme una cosa?

-¡Espera!- dijo Frohike- Acércame el aparato.

Mulder aguardó mientras ellos encendían el codificador, así los intrusos no podrían pinchar su llamada telefónica.

-¡Ya puedes hablar!

-Esta bien, necesito alguna información acerca de genéticos, investigaciones genéticas, experimentos de mezclas de ADN humano y animal...todo lo que haya ocurrido al respecto en Nueva York.

-Bueno...esto si que es intersante...estás investigando la muerte de Sutton, ¿me equivoco?

Mulder sonrió.

-¿No hay nada secreto hoy en día?

-¡No!

Langley se rió.

-Aguarda un minuto, voy a averiguarlo.

-¡Oye Mulder! ¿está la agente Scully contigo?

-¡Controla tus hormonas Frohike! -Dijo Langley.

-No, Frohike, está en su habitación.

-Bueno, salúdala de mi parte.

-Lo haré.

-¿Y podrías convencerla para que saliese conmigo?

-Lo intentaré ¡pero ya sabes como es Dana! -dijo Mulder riéndose.

-¡Bueno, vamos allá!...¡esto es extraño!

-¿De qué se trata Byers?

-¡Echa un vistazo a esto! Ha habido sospechas de que había laboratorios genéticos a las afueras de Nueva York, creados con los fondos del gobierno, por supuesto, para crear un nuevo tipo de especie mutante, sin duda. Para este propósito, ellos deberían mezclar ADN animal con humano, pero el proyecto fue abortado.

-¿Con qué intención?

Byers salió al frente.

-La de crear un soldado perfecto. Un tipo de "máquina", controlable pero letal.¿Sabes cual es la intención de nuestro gobierno? Cada vez que dan a conocer un descubrimiento en este campo es que ya lo conocían hacía diez años, ¿y porqué? Porque no se pueden permitir errores y no   pueden equivocarse.

Cuando los alemanes y los rusos empezaron a emigrar aquí, un montón de estos laboratorios fueron creados para darnos la oportunidad de ir en cabeza, explorar cada nueva vía...y desde el progreso de la ingeniería y la capacidad  de este país para la guerra...¿quién no estaría interesado en diseñar al hombre perfecto con habilidades increíbles? Ellos trataron de crear al guerrero definitivo en cuanto tuvieron las probetas en sus manos. Las primeras pruebas fueron con ADN animal, estoy convencido.

-¿Cuando empezó esto?

-Desde hace unos treinta, treintaicinco años.

-¿Trein...tanto? Byers, en aquel período no había la tecnología que...

Mulder se detuvo, las ideas se agolpaban en su mente.

-De cualquier forma, no tecnología humana...

-¿Estas sugiriendo que el proyecto no fue cancelado? ¿Qué ellos usaron tecnología alienígena para investigar la hibridación del ADN?

-Cualquiera de las dos es cierta, de lo contrario tengo un oso corriendo perdido por Nueva York.

-¡Este es el motivo por el que me gustas!

-¡Lo sé! Mis ideas son mas extravagantes que las tuyas.

Los cuatro hombres se rieron.

-Bueno, trataremos de pescar más información. Sólo usa el teléfono cuando nos necesites.



* * * *



Catherine estaba frente al ascensor de la oficina, que la llevaría abajo para ir a comer.

-¿Cathy?

Catherine levantó la cabeza y mostró una amplia sonrisa en su cara.

-¡Hola, Devin!

Los dos amigos se abrazaron.

-¡Dios! ¡Me alegro de verte! Padre me dijo que te ¿desmayaste ayer?

-Estaba exhausta, pero ya estoy mejor, gracias a Padre...y bien, ¿de que querías hablarme?

El rostro de Devin se ensombreció...seriamente.

-¿Hay algún lugar donde podamos hablar?

-Si, vamonos antes de Joe nos vea y te reconozca.

Pararon en un pequeño restaurante, a unas manzanas de la oficina.

-¿Y bien, de que se trata? Pareces seriamente asustado.

Devin cogió la taza de café decidiendo las palabras correctas que iba a decir.

-No es algo divertido. Dime Cathy -dijo él, bajando el tono de voz- ¿Está Vincent implicado en la muerte de Vic Sutton?

Catherine dejó de reír y lo miró con los ojos pétreos.

-¡Por favor, Catherine! ¡Dímelo!

-Si -respondió con la voz tomada. Devin cerró los ojos, obviamente preocupado- Pero ellos creen que es algún tipo de ajuste de cuentas.

-No todos.

El corazón de Catherine comenzó a latir rápidamente. Vincent lo sintió.

Lo siento.

-Cathy, estoy trabajando con los federales ahora. Un equipo especial de agentes ha llegado desde Washington hace un par de días...ellos saben como investigar este tipo de casos...sucesos extraños, avistamientos OVNI, encuentros alienígenas...

Catherine estaba asustada pero estaba tratando de controlar sus sentimientos para no alertar a Vincent, estaba tratando de sacar fuerzas para vencer esta situación. Devin prosiguió.

-Encontraron la sangre de Vincent en la escena del crimen, Cathy.

Su corazón latía a un pulso anormal, ella lo había recordado.

-La herida en su mano.

-¿Qué?

-¡Vincent se cortó con algún cristal! Debió derramarse sobre el suelo y el cuerpo de Sutton.

-¡Dios mío, Devin! ¿Tienen alguna pista?

-Si...cuando hicieron los análisis de sangre se encontraron con algo inusual...un tipo especial de ADN...

Catherine no podía contener más angustia.



©Chimera (Quimera)ha sido escrita por Inês Costa
Las ilustraciones son obra y propiedad de Sonia Mª Corral, puedes bajarlas a tu disco duro para disfrute personal. Para otros usos, adquisiciones, duplicaciones, copias, etc. debes contar el con el consentimiento del artista. Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada